Lideres en los negocios  

Colaboradores felices y empresas más felices

Cómo hacer de su empresa un excelente lugar de trabajo
 La afectividad genera efectividad
 
 

Por: Lesslie Sue Perez/ Great Place to Work® Institute

En el mundo globalizado en que vivimos, donde cada vez existen más lugares en donde los consumidores pueden comprar, generar una base de clientes leales es clave y para ello, y la mejor manera de logarlo es creando conexiones emocionales o “relaciones”. A simple vista puede no sonar sencillo ¿cómo pueden las empresas crear una “relación” con un lugar físico o virtual? Pero no te preocupes, tienes un arma secreta: los colaboradores. Ellos pueden desarrollar esa conexión emocional con tus clientes y para capitalizar esta arma secreta debes crear es un entorno apropiado que fomente el compromiso de los colaboradores con la empresa.

¿Y cómo impulsar este compromiso? “La afectividad genera efectividad” una frase de Raciel Sosa que, con gran verdad, nos ayuda a entender este fenómeno. Debemos alinear a nuestros líderes para que, con un estilo de liderazgo correcto, encuentren el equilibro entre el control y la confianza y así, es este balance lo que fomenta el compromiso.

En resumen el compromiso se genera a partir de contar con un excelente lugar de trabajo es donde los colaboradores confían en sus líderes, se sientan orgullos de lo que hacen y disfrutan trabajar con la gente con la que trabajan.  En estos lugares, los colaboradores tienen un entorno ideal para poder dar un poco más de lo que un simple contrato estipula. Encontrando el balance entre ambiente y resultados, un líder obtendrá lo mejor de sus colaboradores: creatividad, pasión y lealtad, y esto se verá reflejado en la rentabilidad del negocio.

Para encontrar este equilibrio, debemos de saber que todo lo que hacemos está directamente relacionado con los paradigmas que tenemos. Un paradigma es un modelo de pensamiento o creencia, que se basa en experiencias anteriores y que crea patrones de acción, evitando hacer nuevos análisis.

Uno de los paradigmas más famosos de la historia fue aquel que decía que la Tierra era plana. Durante siglos fue aceptado, y  ahora podemos asegurar que no es así. La mayor parte de los logros significativos a lo largo de la historia se ha llevado gracias a romper estos paradigmas Todos los avances significativos son rompimientos con antiguas maneras de pensar”. Thomas Kuhn

Debemos de romper con el paradigma que dice que brindándole confianza a nuestro colaborador estamos perdiendo autoridad. La confianza es la clave para poder realizar trabajos satisfactorios en donde nuestros colaboradores estén felices. Es esta idea de confianza lo que genera el lazo que une y mantendrá comprometido a un equipo de trabajo para buscar metas y objetivos.

Para profundizar más en este cambio de paradigma, debemos evaluar: ¿Cuál es el fin último de nuestra empresa? ¿Nuestro objetivo es ser rentable y obtener mayor utilidad? Esto lo podemos lograr de varias formas como: reduciendo costos, ajustando precios, dando un servicio diferenciado o abriendo nuevos mercados. Si consideramos éstos como factores relevantes, ¿no están directamente relacionados con nuestros colaboradores?

Como líderes nuestra finalidad es el logro de objetivos, y podemos llegar a ellos de una manera tradicional. Pero ¿por qué quedarnos en la simple obtención de resultados, cuando podemos excederlos? El secreto está en no hacerlo solos. Cuando se trabaja en la creación de un ambiente de confianza en donde se promueve el bienestar del colaborador, es decir, su desarrollo personal y profesional, los colaboradores nos retribuyen con mayor productividad, y sólo así excederemos los objetivos de la empresa.

Hay ventajas muy claras de trabajar en ambientes de confianza, en distintos aspectos. En el colaborador se incrementa el  sentido de pertenencia, disminuyendo considerablemente los gastos de rotación de personal, ausentismo y daño de producto. Además, el colaborador generaría clientes contentos y satisfechos, como consecuencia de una mejor atención.

¿Cuantas veces un instante en el día puede cambiar nuestra percepción, haciendo una experiencia positiva o negativa? Estos momentos son la base que crea una conexión o percepción de los clientes sobre una empresa. Consideremos este caso: ¿hemos llegado alguna vez a una tienda, en donde la vendedora nos atiende sonriendo y en lugar de limitarse a realizar vender ropa, se convierte en nuestro asesor de imagen? ¿Genera esta situación un impacto positivo en mí como cliente? ¿Y si llegamos a la misma tienda una y otra vez y la situación se repite, no solamente con esa persona si no con todos, desde la persona que nos recibe en la entrada sonriendo hasta el momento en que nos retiramos? ¿No han notado que el día es diferente, y les genera el deseo de regresar? ¿Cuantas veces hemos estado en la situación contraria? ¿Cuántas veces mi cliente o proveedor se vuelve mi amigo? La relación que vivimos día a día con nuestros superiores también puede determinar una situación como positiva o una situación negativa. Ocasionando colaboradores que se  limitan a cumplir un proceso, sin dar mas allá de lo transaccional.

En conclusión, si no sólo queremos cumplir con objetivos, sino exceder los, debemos tener siempre en cuenta que lo distingue a un excelente lugar de trabajoes la confianza. Un líder que genera confianza es un líder auténtico, capaz de inspirar y desarrollar a su gente para que logren un desempeño sobresaliente. Estos líderes son unos apasionados de hacer brotar lo mejor de sus colaboradores y de expandir su capacidad para contribuir. Crear trabajos felices, con colaboradores felices, es lo más rentable.



Artículo Destacados + Más Artículos Destacados >>