Lideres en los negocios  

El fenómeno de los Chismes en el trabajo

Conozca las cinco características principales en el chisme en su lugar de Trabajo
 Es inevitable extinguir los chismes en la oficina
 
 

El chisme, los rumores, el “radio pasillo”, es un tema que ha prevalecido en las organizaciones de todo el mundo a través del tiempo como una forma de comunicación informal. Más allá de lo trivial que pueda parecer, representa todo un fenómeno socio cultural, inherente al ser humano, inevitable en el escenario organizacional, que debe ser analizado desde diversos puntos de vista para poder entenderlo y saberlo manejar dentro de los lugares de trabajo.

El chisme en el lugar de trabajo se define como un diálogo informal y evaluativo dentro de una organización, acerca de otro miembro de la organización, que no está presente en ese momento (Kurland y Pelled, 2000). Generalmente se da entre grupos funcionales o con algún tipo de lazo social o afectivo y refuerza los lazos sociales del grupo. Desde un punto de vista simplista, el chisme es comúnmente considerado como negativo, sin embargo dicho fenómeno abarca diversos aspectos a considerar.

Independientemente si el chisme es ofensivo o inofensivo, existen cinco características principales en el chisme: la información comunicada no forma parte del marco “formal” de la organización o de su comunicación, se trata de información “extraoficial”, la fuente del chisme no es responsable de la información difundida, la información se refiere a la persona detrás del rol, la persona sobre la que se genera el chisme no puede defenderse ante la información difundida, es decir, está ausente cuando sucede (Zijderfeld, 1979).

Consecuencias del Chisme ofensivo

Como consecuencias del chisme en un sentido “negativo”, a nivel individual, se encuentra que el objeto del chisme puede presentar conductas de victimización, pérdida del sentido de pertenencia en el grupo, aumento en los niveles de ansiedad, sentimientos ambivalentes y de culpa, daño en su reputación y desconfianza entre otros, que pueden poner en peligro las oportunidades de desarrollo dentro de la organización.

Por otro lado, a nivel organizacional se puede generar una ruptura en la confianza, divisiones en los grupos de trabajo, aumento en la rotación voluntaria, niveles bajos de productividad, daño en la reputación de la organización, posibles problemas legales, entre otros.

El Manejo del Chisme dentro de las organizaciones

No en todos los casos el chisme dentro de los lugares de trabajo es perjudicial (especialmente tratándose del chisme inofensivo). Lo importante es crear una cultura libre de chismes maliciosos o dañinos y generar estrategias para controlarlos o disminuirlos. Dichas estrategias deben ser puestas en marcha tanto a nivel organizacional, como a nivel de líderes.

A nivel organizacional existen diversas prácticas que pueden llevarse a cabo para el manejo y control del chisme malicioso o dañino:

  • Política de no al chisme: Es un mecanismo para comunicar y controlar los comportamientos no deseados dentro de la organización. Antes de definir una política de esta naturaleza, es necesario que se defina el significado del chisme para la organización incluyendo los comportamientos observables que la constituyen y, concluir si para la organización son aceptables o inaceptables.
  • Políticas de Puertas Abiertas: Resulta benéfico para las organizaciones porque fomenta la apertura, transparencia entre líderes y colaboradores, así como fomenta la apertura de los canales de comunicación entre ellos.
  • Comunicación interna: Para evitar un clima ambivalente, es necesario que la comunicación interna de la organización, mantenga en sus campañas mensajes claros y consistentes.
  • Canal de Apelaciones / Comités de ética internos: Dicha práctica es utilizada por muchas organizaciones. Su objetivo es ofrecer un proceso de apelación que se encargue de las quejas internas o prácticas injustas de una manera objetiva y ética.
  • Congruencia dentro de culturas orientadas a valores: Es importante que los valores de las organizaciones sean reforzados por medio de prácticas e iniciativas que inspiren al personal en materia de imparcialidad, transparencia y confianza; al mismo tiempo que se encuentren alineados a la estrategia organizacional.

A pesar de que es inevitable extinguir los chismes de los lugares de trabajo, sí se puede evitar la generación de chismes maliciosos que dañen a las personas en los lugares de trabajo. Por ello es importante aplicar este tipo de prácticas y así generar un clima laboral de transparencia, ética y apertura; características fundamentales para crear un excelente lugar de trabajo.



Artículo Destacados + Más Artículos Destacados >>